Autoras: De dentro a fuera

Quizá deba cambiar la estrategia, pensé. Cambiar de estrategia no siempre es fácil. Parece que cuando hemos decidido hacer las cosas de una manera determinada hemos puesto algo valioso de nosotros(as) mismos(as) en ello y que al renunciar o cambiar estuviéramos negándonos. Así se explica el dicho “rectificar es de sabios”. Y de sabias, así que a partir de hoy mismo dejo la página de este blog que se llama Libros para abrir una nueva categoría en los post sobre “Autoras”.

Empiezo así esta nueva estrategia con Muriel Barbery y su “La elegancia del erizo”. Porque es el que acabo de terminar. Porque habla de la Belleza en el mundo, de que los cambios sociales son posibles, de que es importante escudriñar al mirar, del Arte con mayúsculas o de la importancia de la perfección en el lenguaje. Porque es maravilloso si te interesa el pensamiento profundo acerca de “los siempre en los jamases”, como dice la autora. Y me quedo corta, seguro.

Por todo eso, y porque lo ha escrito una mujer. Y es necesario que hablemos de lo que escriben, tenerlas como referente y poder así recomendarlas. Porque ciertamente crear referentes es importantísimo, pero tenerlos es requisito previo. Más de una vez he dicho que lo que no salga del interior dificilmente puede calar en las personas que nos rodean. Alguna vez he reflexionado sobre la necesidad de empezar por uno(a) mismo(a) en cuanto a cambiar la percepción de la realidad que tengamos, si deseamos que la realidad cambie.

¿Cómo voy a convencerte de que los hombres y las mujeres son iguales si no hago un ejercicio de exámen de conciencia en el que sea capaz de darme cuenta de que también soy víctima de estereotipos machistas que requieren de una deconstrucción constante para volver a construirme en valores de igualdad? ¿Cómo voy a ser convincente y a conseguir que alguien reflexione sin miedos y en libertad sobre la injusticia que supone tratar a alguien de forma discriminatoria por el hecho de ser mujer? Y, ¿cómo puedo hacerlo sin caer en una repetición mecánica de las teorías socialistas y feministas, que en el plano de la reivindicación que deben tener, no haga brotar el miedo y el rechazo al cambio en la estrategia vital de cómo entender la vida? Solo lo podemos hacer si sale de dentro a fuera.

Me preguntaban el otro día en una entrevista en Antequera si creía que, para que la Ley de Igualdad real y efectiva fuera realmente efectiva, no era necesario que cada persona se mirase un poco por dentro. No solo es necesario, es que, si no es así, el cambio no será posible. Permitidme aqui una magnífica frase de Mathama Gandhi: No se nos otorgará la libertad externa más que en la medida exacta en que hayamos sabido, en un momento determinado, desarrollar nuestra libertad interna.

 

Os dejo aqui lo que ya había en la página “Libros” que he eliminado.

Cay, de Pura Fernández

Es un libro breve, de los que se leen del tirón y no porque una tenga toda la tarde, la noche o, incluso, la mañana por delante, sino porque es breve. Breve e intenso.

Chico que descubre la mentira, que a raiz de su descubrimiento “se porta muy mal” y que, ya de adulto, decide que siempre hay cosas que ocultar y que es mejor no saber, que es mejor educar a su propio hijo en la mentira sin importarle las consecuencias, sin haber aprendido que que nos mientan nos hace comportarnos de manera bien distinta, sin haber hecho la reflexión de que si decía la verdad quizá su hijo tendría la oportunidad de aceptar que la vida es en sí misma absurda.

 

Bonjour Tristesse, de Françoise Sagan

No me digais que soy “estirá” pero suena mucho mejor en francés (fue la musicalidad del francés lo que me hizo elegirla como tercera lengua).

Su autora murió hace poco, en 2004 y además de ésta ha escrito otras novelas que me dispongo a buscar, encontar, comprar y leer. Si alguno/a tenéis algún ejemplar, ahorradme el coste porfa.

Con la Côte d’Azur de fondo exterior, que tanto me maravilló, conmovió y atrajo, con esos nombres de pueblos que me traen a la memoria gratos recuerdos de un Sur de Francia espléndido lleno de mar, arena, calor y, sobre todo, con una luz mágica consigue la autora resaltar (aunque no sé si era su intención) ese otro mundo interior de grises, de sombras desdibijadas, de vaivenes. Cuenta así la historia de una adolesecente que no sabe qué quiere, que se deja lleva por sus impulsos y egoismo para luego arrepentirse, que cree que ama porque ha descubierto el sexo, un mundo en el que nada es nítido y en el que, por supuesto, entra la tristeza.

Es tan visual que no me extraña nada que se hiciera una peli.

Un buen libro se suele reconocer casi en su primer párrafo. Aqui lo tenéis, pero en francés: « Sur ce sentiment inconnu dont l’ennui, la douceur m’obsèdent, j’hésite à apposer le nom, le beau nom grave de tristesse. C’est un sentiment si complet, si égoïste que j’en ai presque honte alors que la tristesse m’a toujours paru honorable. Je ne la connaissais pas, elle, mais l’ennui, le regret, plus rarement le remords. Aujourd’hui, quelque chose se replie sur moi comme une soie, énervante et douce, et me sépare des autres. »

Anuncios

3 Respuestas a “Autoras: De dentro a fuera

  1. De acuerdo contigo absolutamente. De nada sirven las Leyes si no avanzan un poco más las mentes y se produce el cambio de dentro hacia fuera. Besos

  2. Hay un momento en la vida de ser humano en que somos iguales, observa a los niños “entre los 2 hasta los 6 años aprox”, verás que existe igualdad total, luego llega la sociedad y los padres y descubriras que los destruimos. Para mi entre un autor y una autora, cuando leo sus libros, la única diferencia que existe es si es una buena obra o no lo es, por eso no entiendo que habras un apartado de autoras, si darte cuenta haces lo que hacemo con los niños empezamos a separar lo masculino de lo femenino, no escribas sobre autoras, sino sobre personas. No empieces a separar las cosas, ese es el gran error de la igualdad.

  3. Nemesis, tu comentario me hace reflexionar, lo cual te agradezco por encima de todo. Muy a pesar mio considero que los niños y las niñas son víctimas de una educación y entorno social sexista desde el principio de sus existencias. Por otro lado, yo no dejo de leer a hombres, por supuesto, pero, y me repito, crear referentes es necesario e importante. Y no creo estar separando. De lo que se trata simplemente es de enfocar la luz en aspecto que me interesa. Podría haber elegido hacer la categoría sobre personas que escriban sobre igualdad o feminismo. No ha sido tampoco esa la opción. Cuando veo que se organizan foros de literatura, por ejemplo, y que más del 80% de las personas invitadas o referidas como grandes de la literatura son hombres entiendo que debemos dar luz sobre las mujeres autoras. Me parece que es una cuestión que tiene que ver con la conquista del reconocimento en el espacio público. ¿No crees?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s