“Te voy a hacer un bombo”

10320_1189486589667_1603424002_30497601_2823447_s[1]Vinieron ayer a verme tres amigos y una amiga. Uno de ellos y ella pareja. Otro de ellos y ella con una rueda de prensa en unos días defendiendo la reforma de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva que ha aprobado el gobierno. En un momento dado, entre bromas y análisis serio del tema que teníamos entre manos, el chico-novio le dice a la chica-novia “te voy a hacer un bombo” . Reí y dije: Olé esa declaración de amor. Dijo ella No lo he sentido como una declaración de amor y el chico-nota de prensa, Pero, ¿Qué dices, cómo puedes decir que eso es una declaración de amor? En fin, me parece evidente que así es, pero lo expliqué en voz alta. No confundamos nuestras reivindicaciones con nuestros sentimientos, los de los hombres con los nuestros ni nuestra filosofía o ética personal con las de la sociedad.

Las mujeres y los hombres tenemos relaciones sexuales con personas que nos atraen, pero no con todas esas personas deseamos ser madres o padres. Las mujeres, por educación, podemos expresar nuestro deseo maternal sin miedos. La sociedad no solo nos permite esto sino que además es lo que se espera de nosotras. Los hombres, sin embargo, han reconocerse en un penoso papel de libertad individual que no implique ataduras emocionales. Nosotras “culpables” si no queremos ser madres porque no somos mujeres como “il faut” ; ellos hombres “culpables” si no desean ser libres e independientes como “il faut”.

Estaría bien admitir que las mujeres son capaces de la pasión sin el amor. Dijo la gran Marguerite Yourcenar: “Las costumbres no permiten en la mujer la pasión; sólo se les consiente el amor; quizá por eso amen tan totalmente.”  Y admitir también el amor sin la maternidad. Si él quiere y tú no, ahí también se encuentra tu derecho a decidir. Por otro lado, estaría bien que admitiésemos que las relaciones no tienen porqué estar basadas en los vínculos o relaciones tradicionales. Sobre esto Anaïs Nin dijo: Cualquier forma de amor que encuentres, vívelo. Libre o no libre, casado o soltero, heterosexual u homosexual, son aspectos que varían de cada persona. Hay quienes son más expansivos, capaces de varios amores. No creo que exista una única respuesta para todo el mundo.

Con respecto a nuestras reivindicaciones, la Ley de Salud sexual y reproductiva va mucho más allá de reconocer el derecho a la mujer  a decidir sobre su maternidad. No estoy diciendo que pueda una ley cambiar los roles y las relaciones entre mujeres y hombres, aunque sí creo que ayuda muchísimo. Sí digo que tiene en cuenta un todo que nos afecta a todos y a todas. Es una reforma legal que lejos de negar la vida la reivindica de manera digna. Y creo sinceramente que si algo no se debe forzar en pro del bienestar y de la salud emocional de criaturas venideras es la maternidad (y la paternidad) responsables, atentas, conscientes y, sobre todo, deseadas, que son las únicas verdaderas.

Anuncios

6 Respuestas a ““Te voy a hacer un bombo”

  1. Es una gran declaración de amor el decirle a quien quieres que “le vas a hacer un bombo”, por el compromiso que implica, por el amor que subyace, y porque seguramente quien lo dijo lo hizo de manera sentida. Porque probablemente su intención no es solo hacerle un bombo, si no más bien estar con ella todo el tiempo posible. Hagamos muchos bombos del amor 🙂

  2. Me encanta!!! jaajaja
    Sobre todo el ultimo parrafo, muy bueno. Besos!!

  3. Muy bueno el razonamiento!!!

    un beso Meli

  4. La derecha ha sido siempre muy cínica con este tema. Dicen NO y han sido las primeras que fueron a abortar a Londres, las primeras y las únicas que se lo pudieron permitir. Mientras gobiernan permiten y ahora denuncian la ley. Intentan imponer su moral a las demás, para ellas la elección. Pues no Sras, esto es un derecho para todas y no depende del nivel adquisitivo sino de la igualdad que debe regir en una sociedad democrática, por cierto igual que las demás sociedades de la Europa en la que estamos y más convervadora que la nuestra.
    Apoyo la ley con mivoto y con mi conciencia.

  5. Me encanta Meli muy bueno, un besazo primor!!!

  6. Tienes toda la razón, los hijos deben ser queridos, deseados responsablemente y no impuestos ni por descuidos ni por una de las partes. Me gusta tu blog. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s