Balance profesional: mi huella personal

Desde hace justo ahora un año el Presidente de Novasoft, Francisco Barrionuevo, me encomendó la dirección del Departamento de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de la empresa. Me llenó de orgullo ya que desde el primer día que puse los pies en la empresa fui consciente de que la RSC era su leitmotiv. Había muchísimo hecho, bien hecho, y me propuse como tarea recopilar toda la información y elaborar la Memoria de RSC de 2010; tarea más difícil de lo normal porque me propuse crear un documento que exhalase lo que se respira en Novasoft. ¿Lo habré conseguido? ¡Ya me diréis! La podéis encontrar en la web: www.novasoft.es/rsc.

Pero, sobre todo me sentí honrada y feliz con este nombramiento porque se me daba la oportunidad de desarrollar valores y principios que conforman mi propia forma de ser: la transparencia (económica), la mejora de la calidad de vida del personal, la solidaridad mediante la acción social que se lleva a cabo o el aumento de la igualdad de oportunidades, entre otros.

En concreto, como bien saben quienes me conocen, he trabajado incansablemente por la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. Cuando llegué la empresa ya contaba con un Plan de Igualdad, pero enseguida fui consciente de que era necesario volver a realizar un diagnóstico de la empresa ya que, al ser Novasoft una compañía en continuo crecimiento, gracias en buena medida a la incorporación en su estrategia empresarial de la RSC, la realidad de 2008 poco tenía que ver con la de 2010.  Para ello se ha elaborado un cuestionario que actualmente está siendo contestado por una plantilla que supera los 1.200 trabajadores y trabajadoras.

Se han desarrollado al mismo tiempo otras acciones claramente necesarias y para las cuales no era necesario tener dicho diagnóstico, como es una Carta del Presidente comunicando a la empresa que la igualdad de género es prioridad de la misma, un protocolo de acoso sexual o un documentos con unas pautas básicas para que el lenguaje que se utilice no sea sexista. Pero si hay algo de todo ello de lo que me siento especialmente orgullosa es del Plan de Formación Interna de la empresa en RSC e Igualdad.

Intercalado con otras obligaciones que tengo he ido realizando esta formación en el seno de la empresa en algunas de las sedes como Jaén, Sevilla o Granada. También hice una específica para Forman. Este mes lo vamos a aprovechar para dar dicha formación a todo el personal de la sede de Málaga. Pero, no es del trabajo de lo que me siento orgullosa sino de saber que la empresa a la que dedico mi tiempo, mi capacidad o talento (sea mucho o poco a valorar por terceros) está formando en su seno a mejores personas. Estamos colaborando a crear una ciudadanía más comprometida y consciente de la necesidad de devolver al entorno parte de lo que te da, de cuidar el medio ambiente, de saber que el fin económico de una empresa (ganar dinero) no justifica los medios para conseguirlo basándonos en criterios de la Nueva Economía, a crear, en definitiva, una sociedad en la que la justicia social y la igualdad sean retos a alcanzar.

P/D: Mi más sincero agradecimiento a Norberto Obregón, alias Chikostra, por su inestimable colaboración en este post. Una imagen vale más que mil palabras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s