Archivo de la categoría: Política Local

Hacer 2015 en Málaga

índice2 Ayer hubo Comité Provincial del PSOE de Málaga del que formo parte por pertenecer al Comité Federal. La intervención era algo más larga y profundizaba en aspectos que, dado el tiempo dado para hablar -dos minutos- no pude acometer. Sí he puesto el último párrafo, aunque no lo pude decir. Seguro que entendereis porqué.

“Estamos en un momento trascendental. Lo es para la sociedad y también para el partido. No hay duda de que la organización es y debe ser un instrumento al servicio de la ciudadanía y de mejorar la sociedad en función de los principios y valores que nos fundamentan como socialistas.

Y mucho más en una sociedad que se ve amenazada en su configuración como estado del bienestar por las políticas que está llevando a cabo el Partido Popular. No me detengo en su análisis porque todos y todas las conocemos y, sobre todo, muchos y muchas las estamos padeciendo en carne propia.

Se ha diseñado una estrategia debatida, consensuada y aprobada en el último Comité Federal que pivota sobre tres ejes: una oposición contundente precisamente para combatir las políticas del PP, la elaboración de un proyecto que dé respuesta desde la socialdemocracia a los desafíos -económicos, territoriales y sociales- que culminará con la Conferencia Política prevista para este año y la apertura de un proceso interno, Hacer 2015, que sitúe al partido en condiciones óptimas para liderar ese nuevo proyecto.

Tanto en la Conferencia Política como en Hacer 2015 se promueve la participación, la de la militancia así como de la ciudadanía. Sin embargo, hay cuestiones que objetivamente deben ser mencionadas y que pueden poner en cuestión todo este proceso.

Primero el hecho de que la participación de la militancia, sobre todo en las agrupaciones, es escasa como se ha demostrado en el reciente proceso congresual.

Segundo, el número de agrupaciones que hay sin actividad orgánica en la provincia. Difícilmente se puede llevar a cabo lo planteado si no hay actividad orgánica alguna. Se espera una respuesta clara por parte de esta ejecutiva de cada caso concreto ante este comité.

Y, por último, en relación a la participación de la ciudadanía, existe un problema específico que nos atañe. Málaga da, según los datos de la encuesta IESA los peores resultados de toda Andalucía, bajamos 12 puntos, en cuanto a intención de voto para las Generales. Y esto es como lo del chiste, si no somos capaces de tener una militancia que activa y participativa, de la ciudadanía mejor ni hablamos.

Y, compañeras y compañeros, esta realidad es profundamente desmovilizadora. Genera en el seno del partido la misma desafección de la que hablamos cuando nos referimos a la ciudadanía respecto a la política. Hace que nuestros y nuestras militantes pasen del partido, se sientan como un cero a la izquierda, nunca mejor dicho, llevándoles en muchos casos, no ya a no ser portavoces de nuestras políticas, que ya es malo, sino a una radicalidad en contra de la organización, que es aún peor.

No es plato de buen gusto para quienes creemos que otro modelo de partido es posible y que este proceso nos puede dar esa oportunidad, escuchar cosas como “esto no tiene arreglo”, “vamos camino de convertirnos en un partido residual, peor que el PASOK”, “aquí si no te callas lo que piensas y obedeces sin rechistar te conviertes en un enemigo”… ¿Enemigo? ¿Enemiga? Esto sí que es duro: el enemigo, yo más bien diría el adversario, se llama Partido Popular. Nosotros y nosotras somos compañeros y compañeras.

Es evidente que algo debemos hacer para ilusionar al conjunto de la militancia en Málaga, para que afiliados y afiliadas nos sintamos militantes, para que nos compense dedicarle tiempo y trabajo (que no es lo mismo que conspirar), para que sintamos entusiasmo, para saber que somos útiles y comprobar que nuestra voz cuenta.

Termino. Nos animo a hacer un gran esfuerzo, a ponerle a esto cabeza y corazón socialistas, a realizar cuantas acciones sean necesarias así como a cambiar determinadas actitudes para recuperar la confianza de la ciudadanía hacia la organización, a poner el partido en tensión para lo que es necesario recuperar la militancia, a que se abra un proceso para que la estrategia y la acción electoral del partido en Málaga vaya más allá de provincializar los temas regionales o nacionales. En definitiva, a hacer un plan de movilización específico, inclusivo de todos y todas, con propuestas de trabajo concretas y sin sectarismo, para acometer con ciertas garantías de éxito el gran proyecto que es Hacer 2015.

Decía Gandhi “Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa”. Y es verdad, pero en términos personales. En política, además, hay que ganar elecciones y para eso necesitamos un partido movilizado, cohesionado y fuerte”.

Anuncios

Localismos de vía estrecha

Ante la polémica desatada en Málaga por el hecho de que un corredor ferroviario no llega hasta nuestra ciudad, he cerrado los ojos e imaginado la Costa del Sol; esa costa que según he leído se repartió para que hubiera como mínimo 15 Km entre cada núcleo de población – que hoy en día no se cumplen- ;esa costa abarrotada de urbanizaciones, más o menos lujosas, de personas en cualquier caso, y con una clara economía de servicios, sobre todo turísticos. Una vez hecho el escenario, he trazado unas vías para que discurran sobre ellas trenes que van a 250 km/h, vías que llegan a Málaga y quizá a Marbella, que posibilita llevar mercancías y pasajeros desde Antequera hasta esos puntos y que, forzosamente en mi imaginación, alejo de la población. Antes de la polémica había dos propuestas. Por resumir: una de ellas, el tren del litoral, era la unión por tren entre Nerja y Manilva, y el estado de la cuestión actalmente es: Málaga-Nerja, sólo estudios previos; Málaga-Fuengirola: Cercanías ya desdoblado; Mijas-Estepona, proyectos redactados y uno adjudicado. Debe ser un tren más ligero, que pare en tantos puntos como sea necesario para dar servicio a esos grandes núcleos de población y que debería ser diseñado utilizando elementos innovadores y con una tecnología punta para que sea realmente ecológico y sostenible que es lo que la Costa del Sol necesitaría. Como estamos en crisis, hay cada vez más retrasos en este proyecto y actualmente hay encima de la mesa una propuesta de financiación público-privada que aún no sabemos si dará sus frutos. La otra propuesta era un Corredor Mediterráneo (hay que saber lo que desde Europa se entiende por mediterráneo) de altas prestaciones de mercancías y pasajeros/as que para en pocos sitios, que va a 250 Km/h y que según propuesta del PP en 2003 paraba en Cartagena y la Ministra Magdalena Álvarez, cuando lo era, quiso que llegase hasta Málaga. El proyecto financiado por la UE el tren pasará por Antequera (Málaga), por Sevilla y llegará a Algeciras. Lapetición actual es que se unan ambos proyectos, que nada tienen que ver, evidentemente aumentaría el coste, ya de por sí desorbitado. De hecho, y para que no se nos olvide, la “hinchada malaguita” se pone en pie de guerra porque la UE ha dicho que va a financiar el 20% del Corredor Mediterráneo. Del resto de la financiación sabemos que estos proyectos de la UE exigen al Gobierno de España, en todo el ámbito nacional, gastar 7.000 millones de euros anuales hasta 2020. ¿Eso es viable con la que está cayendo? Y aún siéndolo, ¿priorizamos este gasto por encima de otros? Lamentablemente concluyo que frente a la opción de que el proyecto conlleve una mayor asignación presupuestaria y que no responda a las necesidades de la Costa del Sol, reivindico que apostemos por una ciudadanía. Reivindico que peleemos para que haya asignaciones presupuestarias que consoliden la Igualdad de Oportunidades de la gente con una educación de calidad, con prestaciones sanitarias y ayudas a las personas que lo necesiten, ya sea porque son dependientes, porque estén en paro o porque quieran montar o consolidar su propia empresa; reivindico que escuchemos a la ciudadanía, esa que sale y que invade las plazas de España y del mundo, que nos demuestran que estamos en un mundo globalizado en el que deben primar los intereses reales de la ciudadanía en su conjunto. Reivindico políticas que prioricen proyectos que respondan a las necesidades de la gente y las del medio ambiente, que mantengan la máxima del concepto de Brundtland sobre sostenibilidad: “Satisfacer las necesidades del presente sin comprometer/sacrificar la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades“. ¡Cómo me gustaría saber qué piensa la gente! No quienes pretenden sacar rédito político, ni los que hacen titulares reivindicando el “yo soy el periódico de Málaga” ni siquiera de las personas que desde nuestra atalaya nos posicionamos de una u otra forma. Teniendo en cuenta que Málaga está conectada increíblemente bien con el resto de España y Europa, ¿alguien se y les habrá preguntado si necesitan un tren de esas características para mayor gloria del localismo malagueño?

La coherencia es la mejor política

Este artículo me lo han publicado en   La OPinión de Málaga 

Los partidos políticos deben explicar de manera clara, transparente y coherente cual es su agenda política si de verdad quieren restaurar la confianza de la ciudadanía en la política. Uno de los pilares políticos del Partido Socialista ha sido apostar por la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. En concreto, somos conscientes de que es necesario fomentar la igualdad aumentando la participación de las mujeres en la política para garantizar la democracia representativa. Y eso es exactamente lo que se ha hecho y hace de cara a la elaboración de las listas a las elecciones municipales.

El avance en la participación política de las mujeres, como en otros países, se debe a la implementación de cuotas. Un ejemplo es la Ley Orgánica Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres, promovida por el actual Gobierno, que modificala Leyde Régimen Electoral para garantizar una composición paritaria en las listas electorales, es decir,  no menos del 40% ni más del 60% de cualquiera de los dos sexos.

A raíz de las Elecciones municipales de 2007, el Ministerio del Interior elaboró un informe según el cual se evidencia que  la Leyha hecho posible a nivel local un incremento significativo de mujeres en cargos de representación política: tras las Elecciones Locales de 2007 hay cerca de 2.000 concejalas más que en las Elecciones Locales de 2003 en toda España. Y, al igual que en 2003, en 2007, el PSOE es el partido político con más mujeres en los cargos municipales, con un 16,91% de alcaldesas y un 34,71% de concejalas, en tanto que el PP presenta registros ligeramente menores: un 14,38% de regidoras y un 29,06% de ediles.

En la provincia de Málaga, el porcentaje de concejalas y concejales electos en las elecciones municipales 2007 se corresponde casi con exactitud, con el mínimo del 40% exigido porla Leypara las listas electorales: 60,3% los hombres y  39,7%. La explicación de la diferencia de resultados reside en la distribución de las mujeres concejalas en las listas por parte de los partidos políticos. Es por eso que en concreto en Málaga capital disminuimos el porcentaje del 45,2% en 2003 al 41,9% en 2007. mientras el PP sacó 17 ediles de los cuales 10 eran hombres y 7 mujeres, el PSOE aplicó lista cremallera y contó con 6 mujeres y 6 hombres. En las listas de ambos partidos a las elecciones de 2011 se repite escenario. Esta falta de apuesta real a la participación de las mujeres es aún más palpable cuando la elección de las personas depende directamente de los partidos. Un ejemplo de ello es la Diputación donde de los 12 representantes del PP, hay un 85% de hombres y un 15% de mujeres, mientras que el PSOE se roza el 40%.

La escasa participación de las mujeres en el terreno político, no es solo que se esté negando un derecho, que ya es mucho, sino que constituye un fracaso conceptual y práctico de la democracia representativa porque es una democracia que se desarrolla sin la participación activa del 50% de la ciudadanía. Los datos y las tomas de decisión demuestran si realmente se está protegiendo este derecho y apostando por una democracia participativa e inclusiva o no.

Sin embargo, lo que ha quedado demostrado es que una mayor participación de las mujeres en el seno de los partidos políticos es lo que las lleva al poder político real teniendo más voz y voto en las decisiones políticas que se adopten. En los 80 fueron las mujeres socialistas las reivindicaron internamente el 25% y hoy somos las mujeres socialistas las que reclamamos aumentar nuestra participación no solo cuantitativamente sino también cualitativamente. Un ejemplo ha sido instar en Málaga a las agrupaciones locales y de distrito a que en los cinco primeros puestos orgánicos de mayor responsabilidad orgánica hubiera paridad.

Está en nuestra historia como formación política apostar por la igualdad real y efectiva y con datos reales y políticas de fondo y no de forma, porque entendemos que la credibilidad de la Política pasa por la coherencia en sus actuaciones, porque entendemos como dice Michèle Bachelet que si una mujer llega a la política, cambia la mujer; si son muchas mujeres cambia la política.

María Gámez en Distrito Este

Ayer estuvo María Gámez, nuestra candidata a la alcaldía de Málaga en la Agrupación de El Palo-Pedregalejo que abarca todo el Distrito Este de la ciudad. De entre todas las emociones, las sensaciones y las realidades que tengo respecto de esta visita de María en mi agrupación me gustaría dejar bien reflejadas una: estuvo cercana tanto en su comunicación verbal como en la no verbal con todos y con todas. Esta cercanía y el compromiso manifestado ha conllevado que se haya metido en el bolsillo a una militancia exigente como es la del Palo, así como a Presidentes y Presidentas de distintas Asociaciones de este distrito. Porque si importante es que nosotros y nosotras militantes del partido confiemos como lo hacemos en que María va a ser la próxima alcaldesa de Málaga, más lo es que la ciudadanía invitada a la agrupación lo haga también.

Una solución justa a la prostitución

Hoy he publicado este articulo en La Opinión de Málaga.

“Abordar la problemática de la prostitución está muy lejos de ser una tarea fácil. De hecho, todo lo que tiene que ver con la moral tiene tantas posibles respuestas como cabezas pensantes o corazones sensibles existen. Sin embargo, hay respuestas que atentan contra las víctimas, que las castigan, y esto es precisamente lo que ha hecho el Ayuntamiento de Málaga en la ordenanza de convivencia en lo que se refiere a la prostitución.
En primer lugar quiero dejar claro que yo también considero a la ciudadanía y a la sociedad víctimas de la lacra social que es la prostitución por lo que entiendo perfectamente como ciudadana, como madre y como malagueña que se exija a la administración que ponga fin a situaciones que atentan contra nuestra moral o contra nuestros sentimientos de justicia social. También pongo el grito en el cielo cuando estando en la playa rodeada de niños y niñas veo pasar una avioneta anunciando prostíbulos, porque si esta es una práctica social indeseable cuando se ejerce en la calle, también lo es fuera de ella.
En este sentido, los clubes de alterne no son en absoluto la solución. Se nutren de víctimas del tráfico de mujeres, haciéndolas trabajar en condiciones infrahumanas. Según estimaciones policiales el 90% de las mujeres que trabajan en esos lugares son extranjeras y un porcentaje muy significativo de éstas están en manos de redes de trata. Existe un consenso internacional en que la prostitución constituye la principal causa de la trata de seres humanos por lo que no se puede consentir, legalizar, ni regular una situación de esclavitud basada en los más execrables delitos de forzamiento de la voluntad de las mujeres víctimas de este delito.
En 2009 el Gobierno aprobó el plan integral de lucha contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, que reconoce que esta trata es una clara vulneración de los derechos humanos, además de ser una realidad que afecta fundamentalmente a mujeres y niñas, según las propias estimaciones de la ONU. En la línea de este plan estatal, se deben abordar soluciones viables en colaboración y coordinación con todas la administraciones y la sociedad en general.
Sin embargo, en el caso de Málaga, el Partido Popular ha aprobado una ordenanza que castiga a las víctimas, alejada de los objetivos que se deben perseguir ante estas situaciones. El grupo municipal socialista presentó una moción que proponía desarrollar un plan integral propio en el que se abordasen, con amplia participación de todos los agentes implicados, todos los aspectos a tener en cuenta: medidas de sensibilización, medidas de formación o medidas de asistencia integral y protección a las víctimas. También se establecían medidas normativas y sancionadoras, entendiendo la ordenanza como un instrumento de ese plan integral de erradicación de la prostitución desde el respeto a las mujeres víctimas de esta lacra social, que en ningún caso sancionará a las mujeres ni se acordará medida alguna que las excluya aún más de la sociedad. Esta propuesta no fue aceptada por el Partido Popular.
Así las cosas, la ciudadanía y las asociaciones que ya venían reivindicando una repuesta ante este problema social han presentado una serie de alegaciones a la ordenanza de convivencia para que se incluyan en la misma sus propuestas relativas a la prostitución lo que ha conllevado que la parte de la ordenanza que se refiere a prostitución sea claramente insuficiente.
La solución más justa pasa por abordar este asunto desde una óptica amplia, planificar una estrategia de acción conjunta entre administraciones y áreas de las mismas, así como de la ciudadanía para encontrar respuestas coherentes con la defensa de los derechos de las mujeres víctimas de esta lacra y con los de la sociedad. Este modelo participativo tiene claramente el sello del PSOE apostando por la erradicación de la prostitución, principal causa del tráfico de mujeres y niñas, para dar una solución real, profunda y de futuro que es lo que Málaga necesita.”

El PP malagueño castiga a las víctimas

Toda discriminación que sufren las mujeres atenta contra la mía propia.  Algunas, aún no sufriéndolas yo misma, me duelen por aberrantes. Que las administraciones, las personas que gobiernan no actúen a favor de las personas discriminadas o víctimas de una sociedad imperfecta, me indigna. Esto es lo que ha hecho el Ayuntamiento de  Málaga con la ordenanza de convivencia en lo relativo a la prostitución.

El PP ha vuelto a mentir y a no asumir sus obligaciones ni responsabilidades de cara a la ciudadanía.

Mintió cuando ante una propuesta del GMS para realizar una ordenanza sobre la prostitución contestó que ya la tenía y que la presentarían a Pleno, lo que ni hizo ni ha hecho.

No asumió sus obligaciones ni responsabilidades porque ante el incremento de la demanda ciudadana de dar una respuesta desde el Ayuntamiento a la situación que se están viviendo en nuestras calles no realizó ninguna propuesta, como es habitual en el PP.

Ante la actitud y falta de aptitud y capacidad de gobernar del PP, el GMS presenta otra moción en la que se solicita la creación de una Mesa Técnica con la participación de las asociaciones y ONG que se ven afectados o trabajan diariamente con esta lacra social para que entre todos se decidan las acciones a tener en cuenta en el marco del Plan Nacional contra la Trata de seres humanos, se acepta y la Mesa se pone en marcha.

Este modelo participativo tiene claramente el sello PSOE.

Apostar por la erradicación de esta lacra social desarrollando un Plan Integral Municipal es una apuesta valiente del PSOE

La ciudadanía y asociaciones que ya venían reivindicando  una repuesta ante este problema social, ante la falta de respuesta del PP, plantean una serie de alegaciones a la Ordenanza de convivencia para que se incluya en la misma sus propuestas relativas a la prostitución.

Como no podía ser de otra manera, ante la falta de trabajo serio, de asunción de obligaciones de gobierno y de dar respuesta a la ciudadanía con su participación, dado lo sensible del asunto, por parte del PP, la parte de la ordenanza que se refiere a prostitución es claramente  perjudicial e insuficiente y no ayuda en nada a dar una solución real, profunda, de futuro que es lo que Málaga necesita.

1.- Es evidente que cada vez hay más prostitutas por un aumento de la demanda que es donde se debería incidir. En lo que se refiere a la oferta no debemos olvidar que:

– La inmensa mayoría de las mujeres que ejercen la prostitución, según estimaciones policiales el 90%,  han sido traídas a nuestro país engañadas por mafias, que una vez aquí las esclavizan.

– Si ésta es una práctica social indeseable cuando se ejerce en la calle, también lo es fuera de ella, y en este sentido, los clubes de alterne no son en absoluto la solución: se nutren de traficadas, cuanto más arrastradas mejor, cuanto más baratas, mejor; las trasladan para que no puedan pedir ayuda ni coger afectos y las hacen trabajar en condiciones infrahumanas.

2.- El hecho de que el PP no tenga capacidad de gobernar ni haya respondido a la demanda ciudadana nos ha llevado a tener una ordenanza que:

a) al no especificarse bien que el objetivo pretendido es sancionar las prácticas sexuales remuneradas, puede dar lugar a una libre interpretación lo que podrá conllevar situaciones ridículas.

b) Se hayan presentado alegaciones por la Sociedad Andaluza de Juristas, en cuanto a posible vulnerabilidad del principio de legalidad.

Creo que las ordenanzas y otros medios coactivos y sancionadores, deben ser, exclusivamente, un instrumento dentro de un plan de acción integral y deben contemplarse, con total sensibilidad, la situación de víctimas de las mujeres. Por lo tanto, en ningún caso debe sancionarse a las mujeres víctimas de las mafias de trata de seres humanos en su mayoría ni acordar medida alguna que las excluya aún más de la sociedad.

Por otro lado, estoy completamente a favor de la propuesta del GMS de que todo el montante que se obtenga de la aplicación de las sanciones previstas en esta ordenanza municipal, en cuanto a lo referido a ejercicio de la prostitución, debe usarse exclusivamente en sufragar programas municipales que trabajen para paliar la prostitución en nuestra ciudad de manera definitiva, en lo más correcto de cara a la eliminación de esta lacra.

Acabada la feria…

Ha dado para mucho esta Feria. La noche de los fuegos tuve el privilegio de verlos desde el Hotel AC Málaga Palacios, en la azotea. Podía contemplar los de los dos muelles que deben estar perfectamente coordinados entre sí. No fue así. Primer fiasco de esta feria. Porque una puede comprender que dada la situación económica que atravesamos y la situación concreta de déficit que vive el Ayuntamiento de Málaga por la malísima gestión que está llevando a cabo el PP, no haya unos fuego espectaculares. Pero no puedo comprender que los que haya no sean como deben ser.

El sábado fui a la feria de día con Daniela. De ese día la foto. A pesar de que Daniela estaba feliz de ir vestida, ver los caballos de la Romería e incluso montar en coche de caballos me dijo que se aburría un poco. ¡Cómo no!, pensé. No es atractiva para una niña de siete años a la que debes estar constantemente diciendo “no te sueltes de mi mano”, “cuidado con la gente”, “si te dicen algo, no hagas caso” o “espera un poco que ahora nos vamos”. Me alegra infinito que la futura alcaldesa de mi cuidad, María Gámez, hay incluido entre sus propuestas para la Feria que haya una oferta infantil completa y que se amplíe la Feria de día. Daniela y yo se lo agradecemos. Seguro que la ciudadanía malagueña también.

Al Real Cortijo de Torres, por distintos motivos, solo he podido ir una noche. Se entregaba el II Premio Liderazgo a Daniel Rodríguez, Presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Málaga. Un verdadero privilegio poder decir que Sindicatos, Empresarios y Partido Socialista nos dimos cita en la caseta de UGT sabiendo y siendo conscientes de que en nuestras manos está la tarea más importante: crear empleo. Una vez acabado el acto nos fuimos a dar una vuelta por el Real y a alguna caseta joven. Y, desde luego, no puedo estar más de acuerdo con María en sus impresiones sobre la Feria. Tenemos que repensar seriamente la Feria de Málaga. Debemos darle el brillo, la luz malagueña que baña nuestros atardeceres en verano, que se merece.